Blog Objetivos

Disciplina y consistencia en tus objetivos.

33619996_l
0

La consecución de objetivos se rige por unas leyes básicas que están al alcance de todos. ¿Porqué hay personas que consiguen todo lo que quieren y que tienen una vida plena y otros no? La disciplina y la consistencia son dos competencias fundamentales que te acercan a tu objetivo.

Conviene entender los procesos mentales, todo son procesos mentales que producen comportamientos, un comportamiento repetido en el tiempo se transforma en un hábito. Y los hábitos que tenemos determinan lo que hacemos y por tanto lo que somos, el propio Aristóteles dijo:

“Somos lo que hacemos, de modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”.

 

Para cambiar hábitos hace falta disciplina y consistencia. La mente es “supercreativa” pero un poco perezosa y le encantan los hábitos, el gran reto es zafarse de ellos para salir de “la caja”, salir del mapa de la realidad que tenemos que nos hace pensar que no hay otra y nos limita. “Salir de la caja” y cambiar de creencias nos permitirá cambiar de perspectiva y plantearnos otras posibilidades completamente nuevas que nos motivaran y nos harán reilusionarnos.

 

La mayor parte del tiempo vamos con el piloto automático y hacemos cosas sin pensar y sin ser conscientes de ello, simplemente lo hacemos porque siempre lo hemos hecho así o por lo que sea…

 

“No pretendas obtener un resultado distinto haciendo siempre lo mismo”.

 

Para integrar la disciplina y la consistencia en nuestra conducta es preciso entrenar la flexibilidad, con ejercicios de coaching con PNL(Programación Neurolingüistíca) obtenemos resultados espectaculares ampliando la visión y dándonos cuenta de cómo opera nuestra mente. En los procesos de coaching detectamos y cortamos patrones de comportamiento negativos, que son rutas neurológicas, y creando nuevos patrones de comportamiento que nos interesan, que nos acercan y nos llevan, en última instancia, a nuestro objetivo, al lugar donde queremos estar.

 

“Recordemos que en el cambio esta el progreso, el crecimiento y la creatividad, sin cambio no habrá nada nuevo”.

 

Hablar de objetivos no debería ser nada extraordinario; el ser humano funciona por objetivos, es una “ley natural”, queremos cosas, necesitamos cosas. Las necesidades son, por tanto, objetivos de primer orden. Las personas, como organismos vivos, primero cubrimos nuestras necesidades fisiológicas, después emocionales y sociales y después las las necesidades u objetivos de desarrollo personal y orientados a la plenitud.

Por lo tanto, lograr objetivos es necesario, el ser humano es un ser vivo y necesita crecer, entendiendo como crecimiento el progreso, el desarrollo, la evolución. Esto es esencial entenderlo, sino se crece no se sigue el curso natural y llega la frustración, el hastío y la perdida de ilusión. En el crecimiento está la esencia de la vida, crecer y progresar es honrar a la vida, honrarse a uno mismo.

 

La disciplina y la consistencia son, en otras palabras, compromiso.

 

“El compromiso nos conecta con nuestro ser y nuestra fuerza interior”

 

Cada paso que das te lleva a algún lugar, mejor que te lleve a donde tu quieres ir.

La disciplina es tu compañera de viaje que camina a tu lado, quizás a tu derecha o a tu izquierda, que te apoya en los momentos de tentación cuando te distraes y eres seducido por la pereza, es esa voz que te alienta a continuar por el camino que tú has trazado, es la que por la mañana temprano consigue que salgas de la cama a la hora que tú quieres para que aproveches mejor el tiempo. La consistencia es tu otra compañera de viaje, es el guardián de la disciplina, a veces no la ves pero ella siempre está ahí, sabes que siempre está ahí si tú quieres. Es imperturbable e inquebrantable, nunca te abandona y siempre te motiva si tienes oídos para escucharla, su fe es absoluta.

 

“Ejercer disciplina y consistencia en nuestro día a día puede tener un impacto total en nuestra vida”.

 

Estas dos competencias están en ti en mayor o menor medida, más despiertas o más dormidas. Como todo en la vida, se puede entrenar y mejorar.

 

Las personas que obtienen los mejores resultados,los deportistas y empresarios más exitosos de la historia son las personas que tienen una disciplina y una consistencia inquebrantable, son personas capaces de tomar lo que llaman algunos autores “acción másiva”, acción continuada y enfocada.

 

El desarrollo de estas cualidades es lo que la diferencia. El logro solo es cuestión de tiempo.

¿Qué estarías dispuesto a hacer para vivir la vida que tú quieres vivir?

 

Leave Your Comment

Your Comment*

Your Name*
Your Webpage

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR